martes, 23 de marzo de 2010

Tipo que le apestan los pies va a la universidad


Un estudiante universitario ganó el derecho de asistir a clases a pesar de que compañeros y profesores no lo dejaban entrar por su insoportable olor a pata.
Teunis Tenbrook, estudiante de filosofía de la Universidad Erasmo en Rotterdam, llevó adelante una batalla legal de diez años que le ganó el derecho de asistir a clases. Según la corte, tener pies pestilentes no es una razón válida para prohibirle los estudios.
Para los compañeros y profesores es imposible estudiar con la peste que emana de sus patas. El juez consideró en cambio que "profesores y otros estudiantes deberán taparse la nariz y tolerarlo".
Tenbrook explicó que al no poder atender a clases decidió estudiar por su cuenta en la soberbia biblioteca de esa universidad holandesa.
"¡Y entonces también me echaron de la biblioteca!", remató.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Quzas te interese esto

Blog Widget by LinkWithin
© Imagenes de Celebridades
Maira Gall