viernes, 10 de julio de 2009

Obama en aprietos con su esposa


Es una brasileña que tiene apenas 17 años, que trabaja para Unicef. El presidente de los EEUU giró la cabeza al verla pasar en la cumbre del G-8





La brasileña Mayara Rodrigues, que tiene apenas 17 años, es la joven que hizo girar la cabeza al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la cumbre del G-8 que se desarrolla en Italia.

En un momento de distracción, el jefe de Estado fue fotografiado mirando a la joven, representante de Unicef, la fundación de Naciones Unidas para la Infancia.

En una entrevista a O'Globo, Maraya Rodrigues dijo que esperaba ser elegida para representar a Brasil y a Unicef en una de las reuniones más importantes del mundo. Además de ella, otros tres adolescentes brasileños, participaran del encuentro mundial.

La joven oriunda de Santa Cruz, Río de Janeiro, fue escogida para participar de la Plataforma de Centros Urbanos, una búsqueda realizada por Unicef sobre los derechos reales de niños y adolescentes en todo el mundo.

Maraya forma parte de un grupo que divulga los derechos de niños y adolescentes con el objetivo de garantizar una vida digna para jóvenes que viven en comunidades carenciadas. Su sueño es estudiar servicio social para ayudar no sólo su comunidad, sino a todas las que viven en situaciones semejantes.




fuente


Share/Save/Bookmark

Seja o primeiro a comentar

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin

Blog Archive

Imagenes de Celebridades ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO  


Suscríbete al Feed